24.10.17

Cómo hacer tu máscara infantil para Halloween

Hoy te enseñamos cómo hacer tu máscara infantil para Halloween. Calaveras, momias, calabazas, murciélagos … Truco o trato … Te presentamos una sencilla manualidad para hacer con los peques y tener lista tu máscara más espeluznante o el antifaz más original para que la noche de Halloween se convierta en mágica y terrorífica.


Es muy sencillo. Nos hemos decantado por hacer la máscara con goma eva debido a su versatilidad y comodidad para los peques. Nosotros te damos las plantillas para que te las descargues, que estarán disponibles completamente gratis en nuestra tienda babymandarina.com, y tú solo tienes que poner un poco de imaginación y seguir los siguientes pasos.

El paso a paso que detallamos a continuación es para hacer una momia parecida a la de de Tadeo Jones.

Materiales

  • Plantilla
  • Goma eva de color gris
  • 1 rotulador negro
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Goma elástica
  • Tiras de gasa blanca o papel higiénico
  • Punzón

Paso a Paso

1. Descarga e imprime la plantilla de calavera.

2. Recorta la calavera por el contorno en negro. No te olvides de recortar también los ojos.


3. Dibuja el contorno de la calavera sobre la goma eva. También los ojos y la nariz.


4. Dibuja dos agujeros a los costados, a la altura del inicio de los ojos.

5. Recorta el contorno de la silueta dibujada sobre la goma eva. Para recortar los ojos y la nariz, dobla el material para que sea más fácil.


6. Perfora la goma eva sobre los agujeros a los costados con un punzón. Si no tienes, utiliza la tijera.

7. Corta cinco tiras de gasa blanca o papel higiénico.


8. Coloca dos tiras en la parte superior de la máscara y fíjalas con pegamento. Las tiras deberán estar colocadas un poco de lado y con cuidado de no tapar los orificios de los ojos. Coloca otras tres tiras debajo de la nariz, tapando la boca de la calavera.


9. Coloca la goma elástica a través de los agujeros y haz un nudo en cada extremo.


Ya tienes lista tu máscara de momia para Halloween.


Con la misma plantilla también puedes hacer una máscara de media calavera. Solo tendrás que recortar el descargable por la línea de los dientes, tal y como te mostramos a continuación.



Estas son las plantillas que podrás descargarte gratis en nuestra tienda babymandarina.com



Si prefieres que tu antifaz sea de murciélago, también encontrarás el descargable con la plantilla de que mostramos en la siguiente foto. En este caso, lo ideal es utilizar goma eva o fieltro en color negro.



Y si a tu peque lo que le gustan son las calabazas, ésta es la plantilla para hacer la máscara en goma eva o fieltro naranja y verde, y el acabado final.






21.9.17

Curso de Costura Exprés



¿Vives en Salamanca? Pues coge tu máquina de coser, que en nada empezamos con nuestro primer curso de Costura Esprés. Empieza el curso y con él, un montón de planes y propósitos nuevos que queremos hacer.

Seguro que más de una vez, cuando le compras la ropa nueva a tu peque, le sobra de largo el pantalón o le queda ancha una chaqueta. Y piensas: "si supiera coser se lo arreglaba yo ahora mismo".




Pues este es el momento, no lo demores más. Coge tu máquina de coser y en un ratito, te ensañaremos todo lo básico y fundamental para aprender a utilizarla desde cero. En poco tiempo, podrás hacer tú sola tus arreglos o coser tus propias creaciones.

Para ello vamos a dar este curso exprés porque sabemos que tienes poco tiempo y al final todas vamos abandonando las clases a las que nos apuntamos a principio de curso... si es que no tenemos tiempo para nada! De esta manera, en una mañana o una tarde, aprenderás lo fundamental y luego podrás ponerlo en práctica en casa a tu ritmo. Además, si te gusta y quieres seguir ampliando conocimientos y técnicas, vamos a dar más talleres a lo largo del año.





Hemos pensado este taller para todos vosotr@s que sois principiantes, por lo que no es necesario que tengas ninguna experiencia previa. Te enseñaremos a :

* Conocer las partes fundamentales de tu máquina de coser.
* Enhebrar la máquina de coser, tanto aguja como hacer canilla e instalar en el canillero.
* Hacer puntadas rectas.
* Cortar tela y ajustarla con alfileres.
* y muchas cosas más..

Aprenderemos haciendo un cojín, que luego os llevaréis a vuestra casa.



No es necesario que traigas materiales, solo tu máquina de coser si la tienes (si no tienes contacta con nosotros antes para prepararte una).
Aquí en nuestro taller tenemos tejidos e hilos, y dentro de las posibilidades podrás elegir la combinación que más te guste. E incluso la forma, porque quizá te guste hacer algo más original .

Si estás interesad@ y quieres ampliar información o apuntarte, contacta con nosotros:

* Tef: 923175524 (por las mañanas) o


Si no puedes en el horario que hemos puesto, consúltanos para ver si formamos otro grupo.

Aprende por fin a utilizar tu máquina de coser en nuestro curso de Costura Exprés.





6.9.17

Mochilas prácticas, cómodas y divertidas

La elección de la mochila escolar para la vuelta al cole puede parecer una tarea fácil, pero no lo es. De la decisión que tomemos depende la salud de nuestros hijos, así que más vale tener en cuenta algunos aspectos como el peso, el tamaño, la sujeción o el material

Foto:Freepik

Corre que te corre … Del trabajo a casa, vuelta al trabajo y cien mil cosas en la cabeza. Toca retomar horarios después de las vacaciones y preparar la vuelta al cole. Libros de texto, comedor escolar, actividades extraescolares y por si fuera poco … este año toca renovar mochila. Horror!!!! Pero ¿qué mochila le compro? Puede parecer una tarea fácil, pero cierto es que, la elección de la mochila para la vuelta al cole, se convierte en toda una odisea. Ten en cuenta que la decisión que tomes puede afectar a la salud de tus hijos, por eso es importante no decidir a la ligera y tener en cuenta algunos aspectos. Con ruedas, con correas, tamaño, resistencia ... A veces para decidir qué mochila comprar tenemos que hacer un Máster del Universo. Así que ármate de paciencia y empezamos con algunos pequeños consejos a tener en cuenta.

Tamaño adecuado

Es el aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de elegir mochila para el cole. Su tamaño tiene que ir en consonancia con la estatura de tu peque. La mochila debe quedar a la altura de los hombros y nunca superar la cintura del niño, de lo contrario le quedará grande. Los expertos aconsejan que la mochila puesta no debe quedar más de cinco centímetros por debajo de los hombros y hasta cinco centímetros por debajo de la cintura y debe estar bien ajustada a la zona lumbar.

Peso

Lo ideal es elegir una mochila fuerte pero ligera. La Asociación Española de Pediatría recomienda que el peso que lleve el peque no debe superar nunca el 10 - 15% de su propio peso y en ningún caso cargar más de 10 kilos sobre sus espaldas. A continuación os dejamos una tabla explicativa del peso máximo recomendable según el peso del niño.


También es de gran utilidad esta clasificación basada en la capacidad de las mochilas que se mide en litros y que os dejamos a continuación vía alwayswithkids.es:
  • Niños de entre 1 y 2 años: Mochilas de 2 a 5 litros.
  • Niños de entre 3 y 5 años: Mochilas de 6 a 10 litros.            
  • Niños a partir de 6 años: mochilas de 11 a 29 litros.

Varios compartimentos

Las mochilas con más de un compartimento son ideales para repartir el peso del material escolar. Los libros al ser más pesados deben ir en la parte posterior de la mochila. Por eso es importante que esa parte esté acolchada, sea semirrígida y así pueda proteger la espalda y la zona lumbar del niño. Los materiales con menos peso podrán colocarse en la parte más externa de la mochila, de este modo el peso no recaerá en el mismo punto. También es importante acostumbrar a los niños a llevar puesta la mochila siempre sobre los dos hombros y nunca sobre uno solo para evitar lesiones o sobrecargar la zona.

Tirantes anchos, ajustables y acolchados

Es importante que los tirantes que van al hombro sean anchos, ajustables y estén acolchados para que la mochila sea más cómoda y fácil de llevar. Es recomendable una correa ajustable a la altura del pecho para evitar que todo el peso recaiga en la espalda, y otra a la altura de la cintura sobre todo cuando el peso es más elevado, ya que lo adecuado es que recaiga sobre las vértebras dorsales.

Materiales de calidad

Hay que tener en cuanta los materiales de calidad y resistentes. Interesante que sea impermeable, las de loneta de algodón plastificado son las más recomendables en este sentido. Además, siempre será mejor que luego puedas meterla en la lavadora. No te olvides de este detalle.

Mochilas con ruedas

A simple vista, las mochilas con ruedas parecen más prácticas, sin embargo para decantarnos por esta modalidad debemos tener en cuenta la distancia que nuestros hijos deben recorrer con la mochila ya que si el trayecto es demasiado largo, su uso puede afectar al bienestar de sus muñecas. Tampoco es aconsejable en aquellos casos en los que los niños tienen que subir escaleras. Es importante tener en cuenta que el asa debe de estar a una altura adecuada para el niño.


Diseños divertidos 

Llega la hora de lo más difícil: compaginar todos los aspectos a tener en cuenta con divertidos diseños, que hagan disfrutar a nuestros peques. Mochilas divertidas que se colorean creando tu propio diseño, osos, dinosaurios o dragones son algunas de las más demandadas por los niños.

Nikidom
En resumen, los expertos recomiendan las mochilas con tirantes y correas, al pecho y a la cintura, anchos, ajustables y acolchados, y hay que recordar que su peso no debe superar nunca el 10-15% del peso corporal del niño. Las mochilas con ruedas son una buena opción siempre que no haya escaleras y que la distancia no sea muy larga.
Y para los más pequeños, nuestras mochilas deguardería Baby Mandarina son ideales para guardar todas las cosas que te piden en el centro. Cómodas, sencillas, originales y muy prácticas para meter  baberos, pañales o recambios de ropa.
Y ahora que ya tenemos elegida la mochila, la Asociación Española de Pediatría nos da algunas claves para que peques y mayores tengamos una mejor vuelta al cole.
1. Una hora de ejercicio al día: Una hora de ejercicio al día favorece el rendimiento escolar y el mejor estado anímico de los niños. Las actividades extraescolares deportivas, los paseos en familia, las actividades al aire libre y reducir las horas de consumo de televisión son formas de aumentar la actividad física de manera divertida y amena.
2. Dormir entre 9 y 11 horas diarias: Los niños en edad escolar deben dormir entre 9 y 11 horas como mínimo. La falta de horas de sueño afecta al aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento. Además conviene que, para que el niño pueda ir acostumbrándose a acostarse pronto tras el verano, la rutina de irse temprano a la cama se vaya realizando de forma progresiva, al menos dos semanas antes de empezar las clases.

3. Alimentación: imprescindible desayunar: A pesar de que en verano todos desatendemos un poco más los hábitos alimenticios, es necesario volver a controlar esta rutina. No debemos perder de vista que el desayuno debe cubrir el 25 % de las necesidades calóricas diarias. Un desayuno completo debe incluir lácteos, cereales y fruta

Y ahora sí! ¿Listo para volver al cole y colgarte la mochila?



26.8.17

Método Montessori: En busca de la felicidad

El Método Montessori parte del aprendizaje y la educación desde el propio niño. Él es quien busca sus potencialidades y creatividad a partir de la interacción con un espacio cuidadosamente elaborado y guiado por un profesional, guía o maestro. Valores como la libertad, la independencia y la no competencia son los pilares básicos de este no poco controvertido método pedagógico.



Cierto es que un pez nunca llegará a trepar un árbol y que un mono,  excepto Amelio buscando a la madre de Marco, no logrará jamás surcar los mares. Pero si esto es tan obvio … ¿por qué nos cuesta tanto entender que no todos los niños son iguales, ni aprenden al mismo ritmo? El debate no es nuevo y su discusión viene casi de los tiempos de Eva, de cuando se tapó con aquella hoja y en cambio yo decidí tatuármela en el hombro. No es mejor ni peor utilizar una hoja para taparte cuando estás desnuda, como nos han contado en la famosa escena del Edén, que tatuártela y decidir que vaya siempre contigo. Simplemente son formas diferentes de entender su utilidad desde la percepción, el corazón y la libertad de cada uno. Pues bien, algo parecido defiende el centenario método pedagógico de la conocida educadora italiana María Montessori.

¿Quién fue María Montessori?

Nació el 31 de agosto de 1870 en Ancora, un pueblo en el centro Italia, y en 1896 se convirtió en la primera mujer italiana en graduarse en Medicina. Hizo una especialidad en Psiquiatría y posteriormente comenzó a trabajar con niños con discapacidad intelectual. A partir de ese momento, se dio cuenta de que en muchos casos no solo existía un problema meramente médico sino también pedagógico y así desarrolló este método educativo que responde a las necesidades individuales de cada niño y que ya todos conocemos como Método Montessori.

Principios Básicos

1. El niño es el centro de su propio aprendizaje. Los niños son los encargados de buscar sus potencialidades y aprender a partir de ellas y bajo la atención de un guía, profesional o profesor que a diferencia de lo que ocurre en el sistema de educación tradicional, no dirige la clase sino que adopta el papel de guía para que el niño pueda descubrir sus potencialidades. El niño tiene la libertad para elegir qué actividad quiere hacer en cada momento y por cuánto tiempo y el profesor hace de guía.

2. Los niños son esponjas. El ser humano nace con un deseo natural de aprender y por esta razón los niños tienen capacidad de aprendizaje por sí mismos, por lo que a diferencia del sistema tradicional no se cree necesario un método de castigo recompensa. La mente del niño es absorbente como una esponja.

3. Periodos sensibles. Los niños tienen periodos sensibles, que son aquellos en los que les es más fácil desarrollar una determinada capacidad o destreza. El papel del profesor es estudiar y determinar esos periodos en cada niño.

4. Aulas preparadas. Las aulas se convierten en espacios cuidadosamente preparados para que el niño pueda desarrollar su capacidad de autoaprendizaje y creatividad y fomentar así su desarrollo. Todo está colocado con la intencionalidad de motivar las potencialidades del niño.

5. Todo bajo la supervisión del adulto como guía. El profesor adopta el papel de guía que supervisa cuidadosamente las acciones de los niños que aprenden desde la libertad. De este modo, el adulto no dirige la clase como en el sistema educativo tradicional, su papel se centra más en la supervisión y observación.

El desarrollo por edades

La mente absorbente, de 0 a 6 años. El eje central es “ayúdame a hacerlo por mí mismo”. De 0 a 3 el aprendizaje es inconsciente y de 3 a 6 se hace consciente. 

La mente razonadora, de 6 a 12 años. En este periodo el niño muestra interés por el entorno y necesita comprender las normas que le rodean. El conocimiento y la curiosidad aumentan y también su desarrollo moral. Corresponde a todo el ciclo de Primaria. 

El desarrollo social, de 12 a 18 años. María Montessori no pudo desarrollar un método para Secundaria, pero sí dejó establecidas unas líneas generales que vertebran esta etapa de la adolescencia.

Frases célebres de Montessori

“La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle”.

“Ayúdame a hacerlo por mí mismo”.

“Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo”.

“La esencia de la educación es ayudar al niño en su desarrollo y ayudarle a adaptarse a cualquier condición que el presente le requiera”.

“La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: "Ahora los niños trabajan como si yo no existiera".

"Los movimientos no solo los hacemos simplemente por movernos, cada movimiento tiene su propósito, siempre tiene alguna intención."

"El niño, guiado por un maestro interior trabaja infatigablemente con alegría para construir al hombre. Nosotros educadores, solo podemos ayudar... Así daremos testimonio del nacimiento del hombre nuevo”.

La Consulta por Rincones

Fuente: elmundo.es
El Método Montessori ha servido de inspiración y se ha extendido a otros ámbitos de la vida de los niños como por ejemplo el sanitario o el propio hogar. Tolo Villalonga es un enfermero y padre que ha impulsado este modelo pedagógico en el centro de salud balear en el que trabaja desde hace más de una década y que ha dado en llamar La Consulta por Rincones, tal y como dio a conocer el periódico el Mundo en su edición digital del pasado 17 de julio. Jeringuillas, fonendos y medicamentos se mantienen ocultos a los ojos de los más pequeños y en su lugar se muestran juguetes, libros y dibujos. De este modo, Tolo consigue que los niños se encuentren cómodos en un escenario que lejos de resultarles hostil se convierte en algo familiar, lúdico y educativo.


El sistema tradicional, a juicio

Muchos son los que han cuestionado el sistema educativo tradicional por no fomentar la libertad de los niños y ser un sistema homogéneo que coarta las capacidades individuales y creativas. Seguro que habéis visto u oído hablar de este vídeo magistral en el que el sistema educativo es juzgado y que merece la pena que perdamos cinco minutos para reflexionar. Aquí os dejo el vídeo "Juzgando la Educación Tradicional", una crítica inspirada en las tesis del Método Montessori.



Fuentes consultadas:

2.8.17

Aprender a nadar seguros

Al agua baby!!!


Cinturones, manguitos, flotadores … ¿Cuál es más seguro para aprender a nadar? En verano pasamos muchas horas en la piscina y en la playa. Y como cada año, una de nuestras mayores preocupaciones es la seguridad de nuestros peques en el agua.


De las tardes en casa o en el parque pasamos a los días en la piscina o en la playa. Aún queda mucho verano por delante … y empieza el calvario. Me encanta que mi peque se mueva como pez en el agua pero, al mismo tiempo, tengo un nudo en el estómago. ¿Será demasiado pequeño? ¿Qué sistema de flotación es más seguro en cada momento?
Está más que demostrado que el contacto directo con el agua contribuye al enriquecimiento sensorial de los peques y es una experiencia estimulante, creativa y placentera desde los primeros meses de vida, además de que favorece su desarrollo motriz y afectivo. Así que es hora de perder el miedo, pero es de máxima importancia poner las precauciones necesarias en cada momento y dejar que los niños disfruten cogiendo confianza y descubriendo nuevas habilidades que les den sensación de libertad y responsabilidad.
Existen determinados productos auxiliares que nos pueden ayudar en esta tarea de que nuestros peques aprendan a nadar, pero debes tener cuidado de no caer en lo que los expertos han dado en llamar “el efecto tranquilidad” y descuidar las precauciones en el agua creyendo que tus hijos están seguros solo por llevar un flotador. Así que lo mejor es dejar que los niños disfruten jugando y aprendiendo en el agua, a la vez que mantenemos la atención y precauciones necesarias para que el baño se convierta en un momento de felicidad para ellos.


Material de apoyo para aprender a nadar 


A continuación, hacemos un recorrido por los materiales de apoyo más recomendables, vía serpadres:

1. Bañadores de neopreno con flotadores. Es una de las opciones más recomendadas por los profesores de natación. Apto para bebés a partir de los seis meses.

2. Flotadores alrededor del cuerpo con braguita para bebés a partir de ocho meses en adelante. Para su utilización es necesario que el bebé ya sujete la cabeza por sí solo. Facilita el baño a partir de los primeros meses y permite el contacto visual y la diversión.

3. Cinturón de tablas.  Se trata de un cinturón con tablitas pequeñas. Su mayor ventaja es que se puede personalizar en función de las habilidades del niño, podemos poner o quitar algunas tablitas. Hace que el niño flote y le permite libertad de movimientos. Para niños a partir de los cuatro años.

4. Churro o cilindro. Se trata de un cilindro de poliestireno que permite la libertad de juegos y movimientos. Su flexibilidad favorece la creatividad de juegos en el agua y el niño gana en sensación de seguridad.

5. Manguitos de poliestireno. No se pinchan y son muy útiles porque al llevar varios discos se pueden ir quitando en función del nivel del nadador. A partir de los tres años.

6. Tablas en el bañador. Recomendable en el caso de niños que ya sepan flotar casi sin ayuda.

7. Tabla de corcho. Ideal para ejercitar las piernas ya que la parte superior del cuerpo se mantiene por encima del agua.


Poco recomendables según los expertos


1. El clásico flotador de plástico. Al contrario de lo que en ocasiones podemos pensar, el flotador debe utilizarse solo en el caso de niños que ya saben nadar. No ofrece demasiada seguridad ya que pueden volcarse y llevar a algunas situaciones de peligro, por lo que si decides que tu hijo utilice un flotador, deberás estar siempre pendiente del pequeño. Otro de sus inconvenientes es que a menudo es difícil dar con el tamaño adecuado y limita la movilidad en la parte superior del cuerpo. De hecho, actualmente se utiliza más como elemento de relajación y juego que de sujeción. Incluso los flotadores con sujeción central han sido eliminados del proceso de aprendizaje por los profesores de natación.


2. Manguitos de plástico. Algunos son partidarios de su utilización para niños mayores de tres años, sin embargo este material de natación tampoco está exento de polémica por el riesgo de pinchazos o la posibilidad de resbalar y que se salga del brazo, además de que resta agilidad de movimiento. Por estas razones han sido muy cuestionarios como sistemas de seguridad acuática.

3. La burbuja. Al tener su único punto de flotación en la espalda, el peso del niño no está compensado y no permite el equilibrio adecuado.

Perder el miedo al agua


Según los expertos, es a partir de los tres años cuando los niños son capaces de ser autónomos en el agua. Poco a poco van entendiendo el concepto de equilibrio y aprenden a respirar y a adquirir los movimientos necesarios para desarrollar una actividad como la natación.
A continuación, enumeramos algunas pautas para acabar con el miedo y hacer entender a tu peque que el agua es un medio en el que poder disfrutar:
1. El contacto con el agua debe ser de forma progresiva y paulatina para que puedan adaptarse poco a poco.
2. Es importante que en el primer baño vaya cogiendo confianza.  Sujétalo siempre por debajo de las axilas para que, poco a poco, vaya soltando brazos y piernas. Es necesario que el peque sienta que tú tienes el control de su cuerpo en las primeras tomas de contacto con el agua y que se sienta completamente seguro ante cualquier susto o imprevisto.
3. Hacer que el momento del baño sea un juego para que el niño pierda el miedo y lo perciba como algo divertido. Es recomendable que vea cómo otros niños juegan en el agua, enseñarle el material que le ayudará a flotar o lanzar juguetes al agua para que vea que no se hunden.
4. Se recomienda que los niños realicen actividades relacionadas con la natación y el agua de forma regular ya que en ocasiones, si llevan demasiado tiempo sin volver a la piscina, pierden práctica. Una buena forma de que esto no suceda es apuntar al niño a clases de natación para que pueda practicar de forma regular.
El tiempo que un niño tarda en aprender a nadar dependerá de cada caso pero, por lo general, en dos meses ya puede aprender a manejarse con material de apoyo y en poco más de un año podrá llegar a ser autónomo en el agua. Y recuerda que, aunque eso suceda, es importante que el niño permanezca siempre en compañía de un adulto en la piscina o en la playa.



Y ahora sí. ¡Al agua patos!

21.7.17

Helados sencillos, divertidos y riquísimos.

Peque helados

 

“Mami… quiero un helado”. Uno de los mayores placeres que nuestros peques pueden disfrutar todo el año, pero fundamentalmente en verano. Hay helados y helados. Hoy no queremos hablar de los que compramos en supermercados, heladerías, kioscos o grandes superficies, sino de los helados que podemos hacer en casa de forma divertida para nuestros peques. Algo sencillo y económico. ¿Qué más se puede pedir? Ponle su babero porque se le va a caer la baba... y a nosotros solo de recordarlo...
Y como en todo en la vida, hay para todos los gustos. Y a nosotros nos encantan los helados divertidos y ricos, muy ricos. Y antes de que se me olvide, recordad. Muy importante, los moldes de helado. Aún recuerdo cuando era niña y me empeñaba en hacer mis helados utilizando vasos de plástico a modo de molde. Y claro, a ver quién era la valiente que podía disfrutar de un polo en modo iglú sin que aquello acabara rodando por la cocina mientras mi madre ponía el grito en el cielo al tiempo que se aguantaba la risa.
Vamos a empezar por los helados de frutas. Sencillos, muy saludables y deliciosos. Basta con trocear la fruta que más les guste a los peques. Fresas, kiwi o naranja pueden ser algunos ejemplos. Solo hay que colocarla en el molde y rellenar con zumo de su sabor preferido. Como veis no hay que ser especialmente cocinillas para hacer estos deliciosos polos.

Para los peques más chocolateros, el helado de plátano y chocolate es una auténtica delicia. Es tan sencillo como poner trocitos de plátano en un palito y bañarlos de chocolate fondant, previamente derretido en el microondas durante un par de minutos. Después, decorar con toppings o fideos de chocolate y listo, al congelador. Una receta sencilla y muy nutritiva para la merienda de los peques en las tardes de calor.           

  Y si hablamos de helados divertidos, es el turno de los más dulces, los polos de helados con ositos de gominola. Rellenaremos los moldes con gominolas en forma de ositos que cubriremos con zumo natural o Sprite, para los menos peques. Una genial y golosa idea para cumpleaños o fiestas infantiles y con la que los peques más atrevidos podrán disfrutar preparando estos originales polos.


No debemos olvidar todo un clásico, los polos de Coca Cola. Sabrosos y divertidos para los niños. Pero no nos engañemos, a veces hasta para las mamis es difícil resistirse a este helado que nos recuerda al tradicional “Drácula” de Frigo que tantas veces hemos saboreado. ¿Os acordáis?
¿Y quién no se rinde al típico helado de Cola Cao o Nesquik con leche? Yo aún recuerdo ese Cola Cao fresquito en las noches de verano que tanto me ayudaba a conciliar el sueño. Esta sigue siendo, sin ninguna duda, una de las formas más deliciosas para que nuestros peques se queden “helados” saboreando un polo riquísimo.
Como veis hay una y mil formas de hacer helados divertidos para los niños. Además, ésta puede ser una buena manera de que estén entretenidos y participen en su elaboración, a modo de juego e iniciación a la cocina. Ponle su delantal y gorro de cocina y manos a la obra !!



4.7.17

Picaduras de insectos cómo distinguirlas y qué hacer.

Llega el verano y con él, un montón de insectos y sus picaduras..
Los niños y las embarazadas son los blancos favoritos de los mosquitos. Esto se debe a que ambos tienden a tener una temperatura más elevada que el resto. Son fuentes de calor y los mosquitos también tienden a elegirles. A esto se suma que bebés y niños pasan más tiempo al aire libre y estás más expuestos a las picaduras de insectos.
Qué debemos hacer si son picados y cómo prevenir las picaduras.

Cómo distinguir las distintas clases de picadura: 





Mosquitos

Chupan la sangre en las zonas más superficiales de la piel del cuello, cara interna de rodillas o brazos, y atacan sobre todo por la noche y en lugares cálidos o húmedos. Los insecticidas los ahuyentan.
Tipo de picadura: una pequeña zona roja, con hinchazón y picor.
Cómo se trata: Evita el rascado. Lava la zona con agua y jabón y aplica una pomada que calme el picor. Si se infecta, utiliza una pomada antibiótica.
Problemas: no es frecuente que propaguen enfermedades graves, aunque a veces transmiten un parásito causante de una infección.

Hormigas

Viven en lugares donde pueden encontrar alimentos, se refugian en grietas y suelen atacar durante la noche. La fumigación es el remedio más eficaz.
Tipo de picadura: enrojecimiento de la piel, picor, molestia ligera. Algunos niños son alérgicos al ácido fórmico que desprenden.
Cómo se trata: pomada calmante o frío local.
Problemas: si la reacción al ácido fórmico es severa debes acudir a urgencias.

Avispas y abejas

Les atraen poderosamente la comida, las ropas de colores llamativos, los perfumes florales... Atacan a quien trata de espantarlas.
Tipo de picadura: habón rojo, muy inflamado y doloroso. La de avispa causa además escozor y picor.
Cómo se trata: si el aguijón sigue clavado, retirar con unas pinzas. Luego, desinfectar la herida y aplicar agua fría para calmar el dolor.
Problemas: si el niño es alérgico, pueden ser graves: hay que consultar al médico de inmediato.

Pulgas

Se encuentran en lugares cálidos, como el pelo de perros y gatos, la ropa... Hay collares antipulgas para mascotas.
Tipo de picadura: una o varias ampollas en línea, que pican y escuecen.
Cómo se trata: aplicar compresas frías. Si hay mucho prurito, adminístrale un jarabe antihistamínico.
Problemas: ninguno si el pequeño no es alérgico.

Chinches

Se refugian en la pared o en la cama y aprovechan para morder y alimentarse durante el sueño. Los repelentes los mantienen alejados.
Tipo de picadura: Varias ronchas rojas, con picor, en zonas de piel fina.
Cómo se trata: si el picor es considerable, usa antihistamínico en jarabe. Y sólo si hay mucha hinchazón, una pomada corticoide.
Problemas: sólo las molestias derivadas de la picadura.

Garrapatas

Viven en el campo, entre la maleza y los arbustos. Pican principalmente en el cuero cabelludo, la nuca, las axilas y detrás de las orejas. Al tirar de ellas, dejan clavada su boca.
Tipo de picadura: puede quedar un pequeño granuloma que tarda en desaparecer.
Cómo se trata: nunca debes arrancarlas, es mejor que se desprendan solas o aplicarles alcohol. Si no se logra, acudir al pediatra.
Problemas: pueden transmitir algunas enfermedades, como la fiebre botonosa, que se trata con antibióticos.

Arañas

Se encuentran en lugares donde hay pequeños insectos que les sirven de comida. Se esconden bajo las piedras, los arbustos... Pican si se tocan o se espantan.
Tipo de picadura: dos puntitos rojos, dolorosos. Luego se transforman en ampollas, se vuelven oscuras y se caen.
Cómo se trata: no necesita, si no hay ampollas ni dolor intenso. Basta con desinfectar.
Problemas: la picadura de la araña negra (poco frecuente) puede ser mortal.

Orugas

Su hábitat son los pinares. Si las molestan, se defienden soltando sus pelos. No hacen nada si no se las toca.
Tipo de picadura: urticaria intensa, con habones rojos, muy pruriginosos. También pueden causar conjuntivitis.
Cómo se trata: retira los pelos adheridos a la piel con esparadrapo o cinta adhesiva. Lava la zona y usa corticoides en crema o antihistamínicos orales si las molestias son intensas.
Problemas: si el niño es alérgico, puede tener síntomas importantes. Cuando eso ocurre debe ser valorado cuanto antes por un médico.

Alergias

Si aparece alguno de estos síntomas tras la picadura de un insecto, puede tratarse de una reacción alérgica. Hay que consultar al pediatra, que valorará la situación:
  • Dificultad respiratoria.
  • Mareos o pérdida de conciencia.
  • Hinchazón intensa: vigila si está cerca de los ojos, los labios o los genitales.
  • Náuseas, vómitos.
  • Taquicardia.
  • Urticaria o picor muy intenso en todo el cuerpo.
Si se producen, conviene acudir cuanto antes al alergólogo, quien puede recomendar una inmunoterapia ( vacuna) para la alergia de véspidos y abejas, con una eficacia de casi el cien por cien.
Los padres de niños alérgicos al veneno de abejas y avispas no vacunados deben llevar consigo en todo momento adrenalina (es inyectable), por si se presentan reacciones importantes, como el shock anafiláctico, que consiste en un fallo circulatorio al penetrar en la sangre el veneno inoculado por el insecto.
Los niños más mayorcitos pueden usar sin problemas bolígrafos con adrenalina precargada: sólo hay que quitar el capuchón y apretar contra el muslo.




¿Cómo prevenir las picaduras?
  • Utilizar ropa de colores poco llamativos, evitar paseos por zonas húmedas y no usar perfumes de olor intenso, que podrían atraer a los insectos.
  • Utilizar mosquiteras, para las ventanas, enchufes insecticidas y artilugios matainsectos o atrapainsectos (siempre colocados con mucho cuidado para evitar accidentes con niños).
    Si va a viajar, asegurese que no hay insectos dentro del coche y mejor hacerlo con las ventanillas cerradas par evitar que entren durante la marcha.
  • Utilizar repelentes: asegurarse que los que compramos son adecuados para niños, aunque también podemos probar con algunos remedios naturales para repeler mosquitos. En caso de utilizar repelentes en crema o spray en bebés no aplicarlos en manos ni pies por el riesgo de que puedan chupárselos.Hay que tener precaución con los repelentes que contienen dietiltoluamida (DEET), que puede absorberse y pasar a la sangre si se aplica en exceso. En las farmacias venden preparados con repelentes naturales, que resultan menos tóxicos pero duran menos tiempo.
  • Mantener la casa limpia y ordenada (especialmente rincones, techos, persianas) para evitar que los insectos aniden y campen a sus anchas.
  • También hay dispositivos repelentes con ultrasonido y lo nuevo son unas pulseras repelentes de mosquitos que se compran en las farmacias. Pueden ayudar, pero su cobertura es limitada.